El Bosque Mediterráneo

En el Parque Regional los encinares se extienden desde la rampa serrana a la campiña.

Los densos bosques de encinas han sido tradicionalmente explotados por el ser humano. Realizaban clareo del arbolado y eliminación del matorral para favorecer el desarrollo del pasto, dando lugar a lo que hoy conocemos como dehesas. La dehesa es un sistema muy equilibrado donde se combina el aprovechamiento del pasto, las bellotas, la obtención de leña, carbón vegetal y miel. Las dehesas tienen un gran valor ecológico, ya que albergan multitud de especies de fauna, entre ellas una de las especies más emblemática, como es el águila imperial ibérica.

 

 

Vegetación

La Encina (Quercus ilex)
También conocida como chaparra o carrasca es el árbol mediterráneo por excelencia. Las hojas, son pequeñas, duras, gruesas y brillantes a causa de ceras impermeabilizantes, que evitan la pérdida de humedad por transpiración y permiten a la encina sobrevivir a los rigurosos inviernos y a los secos y calurosos veranos. Su fruto es la bellota, que es el alimento base de multitud de animales que habitan el bosque mediterráneo. Sus flores son unisexuales y se disponen en ramilletes de color amarillento.

  

Jara Pringosa (Cistus ladanifer)
Arbusto cuyas hojas segregan una sustancia pringosa de olor característico denominada ládano. Dicha sustancia evita que la planta se deseque en verano y además inhibe el crecimiento de otras plantas a su alrededor, por lo que los jarales presentan una diversidad vegetal escasa. El ládano se ha utilizado como principio activo de insecticidas y perfumes. Sus flores son blancas y grandes.

 

Retama o Escoba (Retama sphaerocarpa)
Juega un papel fundamental en el encinar, ya que se trata de una leguminosa, plantas que tienen la capacidad de nitrificar los suelos en que crecen, aumentando la fertilidad de los mismos. Fue utilizada como leña para cocer el pan en hornos de barro, así como para la tradicional fabricación de escobas, objeto del que recibe su nombre.

 

 

Anfibios

Gallipato (Pleurodeles waltl)
Es el urodelo más grande de la Península Ibérica. Presenta sendas hileras de manchas anaranjadas en sus costados, por las cuales puede "sacar" las puntas de las costillas en caso de amenaza. Vive en charcas y abrevaderos del ganado.

Sapo corredor (Bufo calamita)
Es una especie de hábitos terrestres, a excepción del periodo reproductor cuando los machos acuden a las charcas para cantar y atraer a las hembras. Presentan dimorfismo sexual tanto en tamaño como en coloración. Las hembras son más grandes y moteadas; los machos de menor tamaño y coloración más uniforme.

 

Reptiles

Lagartija colilarga (Psammodromus algirus)
Lagartija de tamaño medio caracterizada por la longitud de su cola, que puede medir hasta 23 cm, mientras que su cuerpo apenas sobrepasa los 10 cm. Es el reptil más abundante dentro del Parque, aunque estudios recientes demuestran que sus poblaciones están en retroceso debido al uso generalizado de pesticidas y a la pérdida de hábitat.

Culebra de escalera (Elaphe scalaris)
Ofidio de tamaño grande que presenta dos líneas oscuras en el dorso. En el caso de los ejemplares juveniles estas líneas se conectan por otras transversales, por lo que el dibujo resultante se asemeja a una escalera, de ahí su nombre. Se alimenta de roedores, musarañas e incluso gazapos, consumiendo también aves y otros reptiles.

Aves

Águila imperial ibérica (Aquila adalberti)
Es la rapaz más emblemática del bosque mediterráneo. Actualmente en peligro de extinción, con una población inferior a las 200 parejas en la península, se encuentra amenazada por la reducción de su hábitat, la disminución de presas (sobre todo conejos) y el envenenamiento. También es grande la mortalidad producida por los tendidos eléctricos (colisión e incluso electrocución).

Chotacabras colirrojo (Caprimulgus rufficolis)
Es un ave migratoria estival. Descansa durante el día gracias a su plumaje críptico que le permite pasar desapercibida y evitar a sus depredadores, sin embargo le lleva a sufrir atropellos en caminos y carreteras. Se alimenta de insectos. No construye nidos, pone los huevos en el suelo.



Mamíferos

Lirón careto (Eliomys quercinus)
Pequeño roedor de color grisáceo en el que destacan sus manchas negras, alrededor de los ojos, a modo de antifaz y su larga cola. Se alimenta principalmente de frutos que recolecta durante la primavera y que guarda en sus nidos a modo de despensa para su letargo invernal. Sus nidos son de aves redecorados con musgo, pelo y hojas.

Zorro (Vulpes vulpes)
Es un animal astuto y sigiloso, se caracteriza por su cola ancha y orejas triangulares. Posee glándulas secretoras en distintos puntos de su piel, las cuales desprenden una sustancia de olor característico, con el cual marcan su territorio. De hábitos nocturnos se alimenta de pequeños mamíferos, carroñas, insectos y frutos.